Recetas de mi Madre: MIGAS



Quién no ha dicho alguna vez: "Cómo las de mi madre..." refiriéndose a esas maravillosas recetas que nuestras madres nos preparaban.

Porque es verdad, ¡cómo las recetas de nuestras madres no hay nada¡;  con esa sencillez, pero con tanto cariño, llenaban nuestros platos día a día, alimentando a toda su familia con una dieta rica y equilibrada.

Estas recetas van a ser un homenaje a mi madre y a tantas madres que trabajaron duro para "sacar adelante" a sus hijos en tiempos  difíciles.  

Esta receta, que ha pasado de generación en generación, se elaboraba con los ingredientes que  la matanza del cerdo proporcionaba y con el pan que cada familia amasaba y  preparaba en el horno del pueblo*, dando como resultado esta mezcla de percepciones y sabores.

 
Ingredientes:
Para las migas

- Un pan redondo tipo pueblo ( 600-700grs)

- 200 g de panceta

- 2 choricitos

- Una cabeza y media de ajos

-
Un vaso de agua
- Sal
- Aceite de oliva virgen

Para el acompañamiento: (opcional y según gusto)

- 4 huevos

- 4 pimientos verdes

- 200 g boquenore
s
- Un racimo de uvas



Preparación:

Metemos el pan durante dos días en una bolsa de plástico.

La noche antes de hacerlas, picamos el pan en pequeños trocitos como de un centímetro. Pelamos media cabeza de ajos, los machacamos en un mortero junto a la sal, añadimos el agua, movemos y lo echamos en el pan. 


Removemos bien con las manos, cubrimos con un paño y lo dejamos toda la noche.

Al día siguiente, como una hora y media o dos antes de querer comer, p
elamos el resto de ajos, los partimos por la mitad y freimos en el aceite; apartamos.


En el mismo aceite freimos la panceta, partida en tiras finas; apartamos.
 

Igualmente, freimos los chorizos partidos en rodajas gruesas; apartamos.

 


A continuación, echamos el aceite de freir todos estos ingredientes en el recipiente donde vayamos a hacer las migas, ponemos a fuego alto y cuando esté bien caliente echamos las migas de pan; removemos constantemente y bajamos el fuego, para que se vayan pochando, dorando, pero sin quemarse.




Cuando las migas se van separando, nos indica que van estando, entonces echamos los ingrediente apartados, ajos, chorizo y panceta y seguimos moviendo unos minutos más para mezclar bien.

 



Al tiempo, preparamos el acompañamiento elegido:  
freimos los pimientos, los huevos, los boquerones y preparamos las uvas.
 
Sugerencias: 

Ponemos las migas  en el centro de la mesa en su recipiente,  alrededor los otros ingredientes en platos independientes y empezamos a comer.
 
 ¡Qué aproveche¡

Esta receta es deliciosa, especialmente si se comparte tanto la elaboración como su ingestión con un buen grupo de amigos y una copa de vino tinto.

* Castillo de Bayuela, Toledo.            


4 comentarios:

  1. Excelentes migas, miraré de hacerlas de esta manera...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás, a mí me parecen soberbias.
      Cómo las sueles preparar tú?
      Saludos

      Eliminar
  2. Guau!!! Exquisitas, me encantan las migas, el plato que has presentado para mi, es más que tentador.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julia, son un manjar, cuando las hacemos en casa organizamos toda una fiesta a su alrededor... Bsotes

      Eliminar