SAN VALENTÍN CON AROMA A VINO...


 EN LA RUTA DEL VINO RIBERA DEL DUERO

Foto1_2832x4256.jpg


Bodegas, vinotecas y museos ofrecen atractivas propuestas para todos aquellos que quieran celebrar el día de los enamorados en la zona


La celebración del día de los enamorados es una fecha que deben marcar en el calendario todos aquellos que quieran pasar un fin de semana especial en la zona de la Ruta del Vino Ribera del Duero. 

El día 14 de febrero, más conocido como San Valentín debido a su procedencia anglosajona, es la oportunidad perfecta para disfrutar de todas las actividades relacionadas con el vino que ofrecen las bodegas y vinotecas que forman parte de la ruta. 

Desde visitas a bodegas y cursos de iniciación a las catas, especiales para parejas, hasta la posibilidad de degustar un menú con productos castellanos acompañados de una orquesta de música y baile.

El enoturismo y los tratamientos de vinoterapia son dos de las propuestas más exclusivas y demandadas que ofrecen los establecimientos de la Ruta del Vino Ribera del Duero. Durante los últimos meses, la zona se ha posicionado como una de las mejores del país donde practicar el enoturismo. Dentro del este tipo de turismo, las actividades que registran más demanda van desde las visitas guiadas a bodegas, durante las cuales se muestra al visitante el proceso de fabricación del vino, catas de vinos, así como también tratamientos de vinoterapia para los más coquetos.


Para esos días tan especiales, los restaurantes de la Ruta han perfilado su imaginación e ingenio y ofrecen a sus comensales unos menús acompañados con los mejores vinos de la zona.

Las Bodegas Cepa 21 y Bodegas Portia han creado unos menús especiales para parejas con una amplia oferta de platos. Los restaurantes ‘El Ventorro’, ‘Los Rastrojos’ y el Mesón José María de Aranda ofrecen a sus comensales unas comidas o cenas deliciosas que ponen el broche de oro a una íntima velada.
Las Bodegas Arzuaga ofrecen un pack exclusivo que incluye una cena de gala, con baile, un obsequio romántico para los asistentes y el sorteo de un fin de semana en el Hotel con tratamiento de Spa incluidos.


El calendario ha dado una alegría este año y permite disfrutar de un fin de semana largo a todos aquellos que celebren el día de San Valentín.

Los hoteles han creado packs con una mezcla de actividades culturales y gastronómicas. El Hotel AF Pesquera y el Hotel Spa Convento Las Claras han puesto a la disposición de aquellos que decidan alargar la celebración del día de los enamorados y pasar el fin de semana en la zona, una noche en el establecimiento con cena y baile. Algunos otros hoteles como el Hotel Rural Emina ofrece un curso de iniciación a las catas para los más románticos, y el Hotel Ribera del Duero añade además una visita especial a las bodegas de la Ruta del Vino Ribera del Duero.

Todos aquellos, expertos o recién iniciados en el arte de las catas la Bodega Ascensión Repiso impartirá durante esos días talleres de cata que finalizaran con el regalo de una botella de vino. Y las Bodegas Comenge organiza una cata especial acompañada de una charla sobre el proyecto enoturístico de Bodegas El Lagar de Isilla, mientras aquellos que elijan visitar la Bodega Legaris conocerán el arte de la cata a través de una mezcla especial de vino y queso.


Existe también la opción de compartir con su pareja unos planes alternativos y diferentes que han organizados algunos establecimientos y bodegas. Es el caso de la Bodega Histórica Don Carlos S.XV que ofrece una visita teatralizada además de una cata medieval en la bodega, ambientada para la ocasión. Las Bodegas PradoRey mezclan el aroma del mejor vino con el sabor del chocolate.

Los packs especiales que ofrece Bodegas El Lagar de Isilla incluyen una amplia oferta de todo el potencial turístico de la Ruta. Visitas a las bodegas del s.XV, degustación de uvas, chocolate, y queso de la zona, menús exclusivos y noche para dos con botella de vino dulce en el Hotel Villa de Aranda. El Hotel Rural LaVida Vino-Spa amplia su oferta e incluye la posibilidad de disfrutrar de dos noches con desayuno, una cata y un baño de vinoterapia, la visita a la bodega que se elija para acabar en el castillo y Museo del Vino Peñafiel. El Hotel Torremilanos incluye en su oferta romántica para esas fechas dos noches con visita a las bodegas Peñalba Lopez, y un circuito spa.










No hay comentarios:

Publicar un comentario