Día Mundial del Pan




Con la celebración del Día Mundial del Pan,  reivindicamos un mayor protagonismo de uno de los alimentos destacados de la Dieta Mediterránea, que este año celebra su Año Internacional. 


La campaña ‘Pan cada día’ ha organizado esta mañana un desayuno informativo donde se ha ratificado los beneficios del consumo de pan dentro de una dieta equilibrada y se ha destacado su papel como producto principal de este patrón alimentario.

Felipe Ruano, presidente de la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (ASEMAC) y representante de la campaña, ha destacado la labor de divulgación que realiza ‘Pan cada día’ en materia de alimentación y nutrición. “Queremos convertirnos no sólo en un referente para los amantes del pan, sino que también seamos un punto de referencia donde informarse sobre los beneficios de este producto y sus cualidades nutricionales”, ha explicado.


En ese sentido, Ruano ha señalado que “la tarea diaria de ‘Pan Cada Día’ se centra en clarificar las falsas creencias que existen en torno al pan. Desde el inicio de la campaña en 2007 el sector ha trabajado para potenciar el conocimiento de este producto y parece que poco a poco la sociedad vuelve a apreciar sus propiedades”.


El consumo de pan a nivel nacional ha aumentado en los dos últimos años hasta alcanzar los 37,41 kilos per cápita en 2013, aunque nos encontramos lejos de la media europea, que en 2012 se situaba en los 58,6 kg/persona.



La Dra. Beatriz Navia, profesora titular de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, ha explicado que “el pan es un alimento que incluye los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo y es un pilar fundamental dentro de cualquier dieta equilibrada y especialmente de la Dieta Mediterránea”.
Sin embargo, a diferencia de otros alimentos, el pan ha sido uno de los grandes olvidados dentro del concepto de Dieta Mediterránea, lo que ha conllevado que actualmente su consumo sea inferior al aconsejado por los expertos.


En este sentido, Beatriz Navia ha recordado que la mayoría de las guías alimentarias aconsejan consumir al menos seis raciones de cereales al día, por lo que una pauta adecuada para el consumo de pan podrían ser 4 raciones al día (40-60 g por ración), incluyendo este alimento en cada comida del día. “De esta manera, se ayuda a equilibrar la dieta”, ha señalado.


Por otra parte, para Navia “la Dieta Mediterránea es uno de los patrones dietéticos más saludables que existe”, siendo declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2010. En concreto, se trata de una dieta equilibrada y variada en la que predominan los alimentos obtenidos de los cultivos tradicionales del mediterráneo: el trigo, el olivo y la vid.



Para finalizar, Fernando Burgaz, director general de la Industria Alimentaria (MAGRAMA), ha clausurado el acto resaltando la importancia económica de la industria alimentaria y del sector del pan, en particular para el conjunto de la economía española.




No hay comentarios:

Publicar un comentario