El kaki Persimon DOP Ribera del Xúquer, ya está de temporada


Se trata de una de las estacionalidades
 más breves de todas las frutas. 
Desde octubre hasta enero,
 momento en el que la variedad Rojo Brillante
 llega a su momento óptimo de consumo

Los campos ribereños se encuentran ya inmersos en su febril actividad para recoger y procesar los Kakis Persimon de la Denominación de Origen Protegida Ribera del Xúquer.


Una de las frutas más esperadas del año ya está de temporada. Una estacionalidad que pone al alcance de los amantes de las mejores frutas el kaki de la variedad rojo brillante que los consumidores podremos reconocer bajo la marca comercial, exclusiva de la DOP, Persimon.

La Unión Europea reconoció la excepcionalidad de los que proceden de la Ribera del Xúquer porque en esa región, gracias al buen hacer de los expertos del campo, se ha conseguido eliminar la astringencia de la variedad Rojo Brillante. Dicho reconocimiento llegó hace 20 años en forma de Denominación de Origen Protegida. En paralelo, dentro de esa marca de calidad diferenciada, se ha desarrollado la marca comercial Persimon. Una forma de asegurar que llegan al consumidor, con todas las garantías, los auténticos kakis de la variedad rojo brillante de la DOP. 

La estacionalidad de los Persimon abarca desde octubre a, generalmente, el mes de diciembre, llegando algunos años a prolongarse incluso hasta en enero. 



El Kaki es una fruta que contiene un 80% de agua, después el macronutriente con mayor presencia son los carbohidratos, sigue la proteína vegetal y por último tiene cantidades mínimas de grasa.

En cuanto a los micronutrientes, esta fruta es rica en vitamina A (β-carotenos), B9, C y B3, E y B6. Los principales minerales que contiene son potasio, calcio, fósforo, magnesio, yodo, sodio, selenio y hierro.

El Kaki además nos aporta fibra soluble con la pectina y los mucílagos. También posee taninos que tienen efecto astringente, pero a medida que madura el fruto se van perdiendo.

El valor calórico del caqui es de 65 kcal por cada 100 gramos de fruta.

Su aporte en antioxidantes mejora nuestras defensas naturales.

Nos ayuda a combatir el estreñimiento y mejora el tránsito intestinal debido al efecto laxante del fruto cuando está maduro.

Por su contenido en potasio, es una fruta beneficiosa para personas con hipertensión arterial.

El Kaki aumenta la absorción del hierro, contribuyendo a la prevención o disminución de la anemia ferropénica. 

Cuida nuestro sistema cardiovascular.

Su fibra ayuda a reducir los niveles de colesterol.

Esta fruta nos aporta excelentes cantidades de betacarotenos, que se convierten en vitamina A en nuestro organismo y participa en multitud de funciones: en el sistema inmunológico, cuida de nuestra vista, mantiene nuestro cabello y piel en buen estado. Además su contenido en vitamina C favorece la formación de colágeno.

La vitamina A del Kaki es muy beneficiosa para mantener unos huesos y dientes fuertes, por lo que es una fruta estupenda especialmente durante las etapas de crecimiento.


Por todas estas propiedades, debemos aprovechar y consumir Kakis durante estos tres o cuatro meses,  y así disfrutar de toda una experiencia de sabor y aroma.
Para ello, es necesario conocer algunos datos importantes a la hora de su compra, su conservación y su consumo:

- Color
La coloración de la piel varía en función del momento de la campaña.

- Madurez adecuada
Una mayor superficie de color verde que anaranjada denota inmadurez y no apto para su consumo.

- Fecha límite
El Consejo Regulador de la DO marca anualmente una fecha de maduración adecuada.

- Marcas en la piel
El kaki es una fruta muy sensible. Es habitual encontrar defectos superficiales en la piel, provocados incluso por el roce de las ramas y hojas durante el crecimiento.

- Zonas más oscuras
Es habitual encontrar zonas pardeadas o más oscuras debajo de la piel. Pueden aparecer al pelarlo. Son normales y no afectan a la calidad del fruto.

- Manipulación
Un exceso de manipulación y presión pueden dañarlos. Evita tocarlos en exceso.

- No meter en nevera
No es conveniente guardar los kakis en la nevera.
 

El kaki de la variedad Rojo Brillante bajo la marca registrada Persimon es un kaki listo para consumir, no es necesario dejarlo madurar, ya que se trata de un fruto firme, con una textura crujiente, pero en el que ha sido eliminada la astringencia. Una garantía para disfrutar tal cual o dentro de un sinfín de recetas, como gelatina, helados, puding, salsas, pasteles, tartas, batidos, de mermeladas, sorbetes,...


¡Disfrútalos, están de... temporada¡


www.persimon.eu



No hay comentarios:

Publicar un comentario