El Parque de Atracciones de Madrid cumple 50 años. ¡Felicidades¡


Desde su apertura
el 15 de mayo del año 1969, 
festividad de San Isidro,
patrón de Madrid, 
el Parque de Atracciones de Madrid 
nos ha ofrecido los mejores momentos
de diversión, emociones y adrenalina.

Durante su medio siglo de vida, el Parque de Atracciones de Madrid, ubicado en La Casa de Campo, ha crecido junto a varias generaciones de españoles y se ha consolidado como el espacio pionero en España en reunir variedad de atracciones y espectáculos para toda la familia. 


Sin duda, el Parque de Atracciones y la aparición de la primera montaña rusa construida en España fue uno de los mayores acontecimientos para los madrileños en 1969.


7 Picos fue ya por entonces una de las mayores montañas rusas de Europa en esa época. Su nombre, para ser recordado fácilmente por los madrileños, hacía referencia a la cordillera de la sierra de Guadarrama, como similitud a los desniveles que tiene esta zona montañosa

Aunque se retiró en el año 2005 para dar cabido a otras atracciones nuevas, 7 picos ha quedado sin duda en el recuerdo de miles de visitantes que tuvimos la oportunidad de disfrutarlo. 


Otras atracciones muy populares fueron el barco Mississipi, las Alfombras Mágicas, el Viejo Caserón, el Tiovivo o Top Spin (estas dos últimas siguen en activo actualmente). 





Las primeras y sorprendentes atracciones del Parque de Atracciones de Madrid han sido adaptadas y reemplazadas por otras a lo largo de estos 50 años. 

La nueva generación de montañas rusas y atracciones innovadoras para experimentar emociones fuertes y adrenalina están representadas actualmente en la zona de Maquinismo.



Esta zona del parque es la que reúne las atracciones más trepidantes, con montañas rusas espectaculares de última generación como Abismo; La Lanzadera, la mejor forma de experimentar el “puenting” seguro sin salir de Madrid  o la montaña rusa invertida de Tornado, atracción con un trepidantes loopings, giros, subidas y veloces bajadas.
La Máquina, Las Sillas Voladoras, La Cueva de las Tarántulas o el famoso Top Spin componen algunas otras atracciones de mayor éxito.



Otro de los atractivos principales y más reconocidos del Parque son las atracciones de agua como Los Rápidos, Fiordos o Aserradero, con los que te refrescas en los meses más calurosos del verano.


La emblemática mascota del Parque de Atracciones, Napy, es recordada con cariño por millones de personas que como yo tuvimos la oportunidad de conocerlo. El oso más popular caricaturizado en un estilo muy madrileño, con chaqueta, boina y un pañuelo blanco al cuello, nos acompañó hasta 1998, año en el que fue sustituido por Trasto, un extraterrestre anaranjado similar a un oso con una “T” dentro de un círculo azul en su tripa.



Nuestras mascotas han dado paso a los divertidos personajes de Nickelodeon como La Patrulla Canina, Bob Esponja, Dora la Exploradora o las Tortugas Ninja, con los que actualmente disfrutan los más pequeños de la casa en un entorno protagonizado por divertidas atracciones infantiles.


El Parque de Atracciones está situado en un paraje único y privilegiado, el de La Casa de Campo de Madrid, considerado en 2010 Bien de Interés Cultural, siendo además el principal pulmón de la ciudad.

La oferta en restauración es otro de los grandes alicientes del Parque de Atracciones. Combinar una jornada de diversión y entretenimiento junto a una consolida oferta gastronómica es uno de los atractivos mayores del parque.

La renovación constante de los servicios de restauración ha sufrido importantes cambios en los últimos 50 años. 

Actualmente, el Parque de Atracciones de Madrid cuenta con varios puntos de restauración que se encuentran a la vanguardia, como es el Mercado de San Isidro. En este espacio gastronómico podemos degustar platos típicos de Madrid a través de una carta diseñada y elaborada por el chef Mario Sandoval

Otros puntos de restauración son el restaurante Gran Avenida con variedad de menús familiares. Además, a lo largo de todo el parque se localizan diferentes zonas gastronómicas como es el novedoso local de Domino’s Pizza, así como varios kioscos donde se puede disfrutar de diferente tipo de comida como suculentas hamburguesas, perritos, bebidas, o postres y dulces para los más golosos.



Ohhhhhh, quién no recuerda su Gran Teatro Auditorio de enormes dimensiones, donde pudimos disfrutar de  estupendos espectáculos y maravillosos conciertos de grandes artistas como Julio Iglesias, Massiel, Rocío Jurado, Raphael, Rocío Durcal, Bertín Osborne, Isabel Pantoja, Camilo Sexto, Tequila, El Fary, Paloma San Basilio, Sergio Dalma, Joan Manuel Serrat, Miguel Ríos, Mecano, Miguel Bosé, Mocedades, Gila o Martes y Trece, entre otros muchos. 

Actualmente, El Gran Teatro Auditorio, tras experimentar una gran remodelación, es uno de los espacios exclusivos en la Comunidad de Madrid para la celebración de espectáculos, galas musicales y eventos empresariales.



En estos 50 años, el Parque de Atracciones ha recibido a más de 100 millones de visitantes y se ha mantenido como espacio urbano de referencia en la capital

El Parque se ha adaptado a los nuevos tiempos combinando atracciones de última generación para liberar adrenalina con rápidas y emocionantes montañas rusas, como Abismo o Vértigo, junto a la esencia de un parque de atracciones de toda la vida para relajarse o pasar una jornada de diversión en familia. 



Y como no podía ser de otra forma, para celebrar su 50 cumpleaños, se ha preparado una gran fiesta en la que no ha faltado de nada: muchos invitados, una gran tarta, una madrina de honor, Alaska, y mucha, mucha diversion.




El parque de Atracciones ha formado parte de nuestras vidas, ha crecido con nosotros.

Cuando se inauguró en 1969, yo era una niña de apenas siete años, que descubrió todo un mundo de emociones y diversión en aquella primera visita al Parque; ¡no la olvidaré nunca¡ 

Hubo más visitas, como cuando celebramos la Primera Comunión de mi hermano, o algún cumpleaños.

Una de mis primeras salidas con mis amigas, ya sin mis padres, fue al Parque de Atracciones,  donde sentimos la libertad de la adolescencia.

Disfrutamos de conciertos al aire libre de nuestros artistas favoritos, de atracciones donde la adrenalina afloraba, de momentos de risas en las zonas verdes y también de "miedo" en la Casa del Terror.

Pasaron los años, y empecé a ir con unos pequeñajos, mis hijos, con los que disfrutaba un montón viendo sus caras de felicidad, sus gritos de alegría, su subir y bajar,...

Y ahora ya van ellos sólos,... y la rueda sigue girando y todo se repite, y siempre cerca... 


El Parque de Atraciones

¡Felicidades ¡




A por 50 años más 
ofreciendo experiencias únicas de diversión para todos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario