La DOP Cereza del Jerte comienza a certificar las primeras cerezas




El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha comenzado a certificar las primeras cerezas de la variedad Navalinda, la única que tiene pedúnculo certificada en el Valle del Jerte. Estas cerezas, que pronto se encontraran en el mercado, cuentan con la contraetiqueta que garantiza su máxima calidad.

El presidente del Consejo Regulador, José Fernández, comentó que las previsiones de campaña para este año “son de aproximadamente 20 millones de kilos de cerezas y entre 8 y 10 de picotas recolectadas entre toda la zona, es decir, Valle del Jerte, del Ambroz y La Vera”. La campaña, que se ha adelantado en comparación con el año pasado debido al buen tiempo, “será de una cereza de excelente calidad y gran calibre y sabor”, añade Fernández. Aproximadamente el sesenta por ciento de la producción de cereza se destina al mercado exterior.


En el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se desempeña de una manera natural, tradicional y sin aditivos, lo que consigue que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides, etc. Tras una cuidadosa selección a pie de árbol, de acuerdo a un riguroso control de calidad, sólo las mejores se identifican con el sello de la Denominación de Origen Cereza del Jerte.

La máxima calidad que garantiza la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es muy fácil de encontrar en cualquier frutería gracias a la contraetiqueta que acompaña cada caja de cerezas y picotas procedentes del Valle del Jerte.



El Consejo Regulador de Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es una entidad que trabaja para promocionar y certificar el origen y la calidad de los productos protegidos. Sus principales objetivos son difundir la imagen corporativa de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte, así como promocionar el cultivo y la comercialización de cerezas de calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario