Ramen, ¿sabes cómo comerlo? Wagamama te lo cuenta


 

El Ramen
es una sopa de fideos de trigo 
preparado con un caldo muy aromático
 y acompañado de distintos ingredientes
 
Este sabroso plato originario de China, llegó a Japón a principios de la década de 1920, donde fue evolucionando, enriqueciéndose y popularizándose. 



Hoy en día, es uno de los imprescindibles de la cocina asiática a nivel internacional y cuenta con legiones de fans. 

En occidente ya es fácil degustar un buen ramen pero...

 ¿sabemos cómo comerlo? 



El restaurante wagamama nos propone diez divertidos consejos para aprender a hacerlo como un verdadero profesional, saborearlo al máximo y no dejar nada en el bol.

Agradece: "itadakimasu" es la palabra que utilizan en Japón en señal de respeto antes de comer. No significa “buen provecho”, ni se dice a los demás. De hecho, no hace falta ni pronunciarlo en alto, vale con pensarlo. Expresa agradecimiento hacia los alimentos, las personas que los han cultivado, las que los han cocinado y servido, incluso a la naturaleza misma, por haberlos creado.  

Mira: La cultura japonesa da mucha importancia a lo estético, también en lo que se come. Por eso se cuida mucho el emplatado. Cuando te sirvan ramen aprecia su composición, cómo lo han elaborado especialmente para ti.   

Huele: Disfrutar un ramen es un ritual casi solemne en el que participan todos los sentidos y el olfato es capaz de transmitir muchos matices y sensaciones. Date el gusto de olerlo antes de devorarlo.   

No tardes: El ramen se sirve y se come al momento. Es un plato que por sus características empieza a perder sus matices a partir de los diez minutos. Existen restaurantes en Japón que incluso prohíben hablar mientras se come. Hay que respetar el momento y disfrutarlo como una experiencia gastronómica. 
  

Uno a uno: Lo ideal es no revolverlo todo en el bol, sino comer cada uno de los topping del ramen por separado para poder apreciar los sabores de forma individual.  

Moja: El caldo es la parte fundamental del ramen, se debe aprovechar para ir mojando en cada bocado los topping. ¿y por qué no mojar un side? Por ejemplo, las gyozas encajan a la perfección. 

Acerca: A la hora de comer los noodles no trates de enrollarlos en los palillos; debes ayudarte de ellos para cogerlos, acercarlos a la boca y sorberlos. 

Sorbe: Hay que tomarlo caliente, por eso, para no quemarse, hay que sorber tanto los noodles como el caldo. Y sí, hacer ruido está permitido; de hecho, en Japón es de buena educación hacerlo para mostrar que estamos satisfechos con la comida.

Bebe: El caldo se bebe con ayuda de la cuchara, pero las últimas gotas se deben tomar bebiendo directamente del bol, cogiéndolo con las manos. Este gesto también es un alago para el chef.



Sonríe: Por supuesto, comer ramen no tiene unas normas cerradas, estas son solo algunas ideas. Por eso el décimo consejo es centrarse en disfrutar y no dejar de experimentar por uno mismo. 
 


El ramen forma parte de la historia de wagamama desde sus inicios hace 25 años.   

En wagamama, todos los ramen están elaborados con una amplia variedad de ingredientes frescos y de calidad y son cocinados al momento. Los caldos cuentan con una textura ligera pero muy sabrosa, y son elaborados con ingredientes naturales de forma lenta y cuidadosa.



Actualmente, en la carta de wagamama existen cinco deliciosas recetas de ramen para todos los gustos; pero todas ellas se pueden personalizar cambiando el tipo de caldo, añadiendo extras como chile picante o miso, incluso aliñándolas con los condimentos de mesa: 

chicken ramen: caldo de pollo con noodles de trigo, brotes de guisante y bambú tierno, cebolleta y pollo a la parrilla.

chilli chicken ramen: caldo de pollo picante con noodles de trigo, cebolla morada, cebolleta, brotes de soja, chile, cilantro, lima refrescante y pollo al grill. 

chilli beef ramen: caldo de pollo picante con noodles de trigo, cebolla morada, cebolleta, brotes de soja, chile, cilantro y lima refrescante y ternera.

wagamama ramen: caldo dashi y miso con noodles de trigo, pollo a la parrilla, panceta confitada, gambas, chikuwa y mejillones, jengibre y pollo. cubierto con brotes de guisante, algas wakame, brotes de bambú y huevo tintado con té.

shirodashi ramen: es el ramen más completo de la carta, para su elaboración se llevan a cabo once elaboraciones. Lleva caldo de pollo, caldo dashi, miso, noodles de trigo, chasu (panceta de cerdo confitada y marinada en salsa bulgogi), brotes de guisante, menma (bambú), cebolleta, alga wakame y huevo tintado con té. 
 


Este cuenco de sopa
 es nutritiva, sabrosa, reconfortante
  y lleno de sabores y aromas.
¡ Me encanta ¡







 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario