La Revolución BIO llega a Madrid

BioCultura Ifema llega a Madrid
 del 7 al 10 de noviembre 

Este martes 5 de noviembre, en el restaurante Ecocentro, ha tenido lugar la tradicional cena periodística que convoca la Asociación Vida Sana, organizadora de BioCultura, a la que hemos tenido el placer de asistir. 

Este encuentro ha sido el pistoletazo de salida de lo que promete ser una gran edición de la feria. En medio de un clima tenso a nivel político y social, BioCultura se adelanta en días a la Cumbre Mundial del Clima que muy pronto se celebrará también en Madrid.



Desde Vida Sana y desde BioCultura dicen “Nos alegra esta coincidencia en fechas, pero hay que decir que desde los años 80 nuestra entidad a trabajado sin cesar por convertir la alimentación ecológica en un factor transformador de la sociedad hacia un mundo más sostenible, más justo, más ético y, sobre todo, más consciente”. Y añaden: “Para las grandes empresas y estamentos políticos, esto no significa nada y ven los productos ecológicos sólo como una oportunidad de negocio. Un craso error cuando la población mundial está despertando ante la crisis climática que ya tenemos encima. Cada uno de nosotros, con sus hábitos de compra, puede decantar el mundo hacia una sociedad más justa y respetuosa con la Naturaleza o, por el contrario, puede contribuir a la degradación de Gaia. 

Nosotros decimos: quizás no seamos capaces de salvar el planeta, pero, desde luego, no vamos a contribuir a su destrucción. Vamos a hacer todo lo posible por cambiar la situación ahora que nos encontramos muy cerca de un punto de no retorno. 


Si hablamos de cambio climático, la alimentación y la ganadería orgánicas enfrían el clima y conservan población en entornos rurales, lo que ayuda a que el mundo rural siga vivo y no sea pasto de las llamas

El carro de la compra ya es una forma de carro de combate, como dicen algunos, que sirve para plantarle cara a un sistema que está destrozando el planeta y las sociedades humanas. La rebelión hacia un mundo más sostenible y justo empieza en nuestro consumo diario


BioCultura sigue siendo, después de 35 años, una buena oportunidad para observar y promover un poder de transformación social, que ahora ya es imparable. 

Se trata de consumir ecológico no sólo por una cuestión de salud personal; es un kit completo. 
Como consumidores conscientes, queremos proteger la biodiversidad, repoblar los entornos rurales, cuidar la salud propia y la ajena, proteger al campesinado, conservar las tradiciones… y las eco-nomías locales y las tiendas “eco”, el KM0,… Es trascendente que, si el mundo se hunde, no sea con nuestra complicidad".  


BioCultura es una feria-guía para vivir con tranquilidad, sabiendo que de nuestra actitud, de nuestro compromiso, de nuestra complicidad depende el no contribuir al desastre…


 
Según datos del Ministerio de Agricultura alrededor del 30% de los consumidores de productos bio tienen menos de 35 años. Los ‘millennials’ son los principales compradores de productos ecológicos en España y la tendencia es similar en otros países.

Su mayor concienciación hacia hábitos de compra y consumo más saludables, el hecho de ser los nuevos padres de núcleos familiares y su previsible mayor renta disponible influye e influirá positivamente en los datos de consumo nacionales. Este fenómeno se está dando también a nivel internacional.

El 25% de los millennials (Y) ya son padres y en los próximos 10 - 15 años el porcentaje de familias será en torno al 80%, provocando un gran impulso al consumo bio.

España está en el Top 10 mundial en términos de volumen de mercado interior y crecimiento interanual, propiciado por un importante aumento del número de consumidores y el consumo per cápita nacional que se sitúa en este momento en 46’5 euros/Hab/año. Importante crecimiento del gasto interior en productos ecológicos (10,1%), superándose por primera vez la barrera del “2%” del gasto alimentario total.

El sector encara el futuro con perspectivas muy positivas con el objetivo de consolidar el crecimiento actual y superar los 2.500 millones de volumen de mercado actual.

La generación Z, los de la era digital, es decir los que han decidido plantar cara al cambio climático, se replantea sus hábitos de consumo, sale a la calle a reclamar políticas y se niega a mantener con su consumo el capitalismo. Ellos pueden dar el siguiente golpe de efecto a nuestro sector ecológico.


   





No hay comentarios:

Publicar un comentario